Manualidades para decorar las paredes de la casa 8 ideas fáciles

Pensar en decoraciones a largo plazo y con grandes inversiones de dinero de por medio, no parecería ser la solución que mejor se adapte a los tiempos que vivimos. Sin embargo, existen otras ideas de decoraciones fáciles, por ejemplo para la la pared, que logran excelentes resultados y no cuestan casi dinero. Por eso te mostraremos a continuación, tres manualidades para decorar las paredes de la casa.

Manualidades para decorar las paredes

Marcos para fotos

En esta ocasión les presentaremos cómo realizar un marco para fotos de pared; algo relativamente sencillo, con la diferencia que esta vez utilizaremos un método un tanto distinto al que conocemos, ya que en vez de colgarlo al finalizarlo, lo pegaremos a la pared, ya que usaremos una tela especial que viene con pegamento, que se activa al frotarlo con la plancha caliente.


Estas telas estampadas, son almidonadas con un spray previamente (lo cual las deja duras pero flexibles), usualmente utilizadas para cuellos y puños. Son una gran idea para aquellos que les gustan las decoraciones sencillas pero bonitas y que en caso de querer removerlas, no queda marcada la pared.

Lo primero que deberás hacer es conseguir un hoja blanca A4 y con ayuda de una regla y un lápiz diseñar la forma que tendrá el marco (pero solo realizaras ¼ del marco, a modo de tener un molde), teniendo en cuenta el tamaño de tu foto, que irá sostenida sólo por el pegamento de los bordes interiores del marco.

Habiendo realizado esto, deberás tomar la tela estampada y doblarla en cuatro rectángulos iguales, pondrás por encima la figura que dibujaste en la hoja y que previamente recortaste. Volverás, con ayuda del lápiz a marcar el diseño, pero esta vez en la tela estampada, como si estuvieras calcando el molde de papel, hazlo de modo tal, que con dibujarlo una vez, y recortando toda la tela, queden hechas las cuatro caras (ver foto).

Teniendo ya el marco realizado, puedes retocar lo que no haya quedado bien. El paso siguiente en el cual deberás pegar la tela, consiste en colocarla contra la pared y comenzar a pasarle la plancha; no la deje nunca mucho rato de continuo en un mismo punto, en los sitios que no pegue, vuelva a pasar pero sólo con la punta de la plancha.

Para colocar la foto deberá levantar, con cuidado, el borde interno del marco de modo de meter la foto y volver a pegarlo rápidamente. Finalmente la foto enmarcada quedará terminada y habrás logrado en muy poco tiempo una decoración bonita y barata.

Armazón para colgar fotos

Lo que se debe hacer, es conseguir maderas livianas, de cierto largo (2, 3 o 4), y otras más cortas, para conectar a las primeras, de forma perpendicular. Deberá clavarlas y pegarlas con pegamento de madera y armar una especie de panel, como los que se ven en la foto. Estos podrán ir sostenidos por maderas que llegan hasta el suelo, o bien colgarlo de la pared.

Luego, con mucho cuidado, debemos agregar nuevos clavos, pero del lado que quedará visible, ya que allí irán colgadas las decoraciones que queramos.

Luego de instalada la estructura, es solo cuestión de dejar volar la imaginación; por ejemplo, aquí todos los ejemplos apuntan a imprimir frases llamativas, proverbios o cosas por el estilo y tenerlos colgados ahí, como una forma de captar la atención del que pasa, o motivarlo y darle ánimo.

Otros pueden ser chistes gráficos, paisajes, fotos con amigos o familia, o bien colgar otro tipo de cosas. Lo importante es siempre, cada algún mes o semanas, estar rotando la decoración y por ende sorprendiendo a quien venga nuevamente.

Cuadros fáciles de colores

Para aquellos que anden pensando en alguna idea sencilla que le agregue estilo a sus paredes, hoy presentamos una forma realmente muy simple para decorar sus paredes con cuadros sin gastar prácticamente dinero. ESta es una de las manualidades para decorar las paredes de la casa más fáciles y estilosas.

La idea que aquí les traemos se trata de agregar un estilo gráfico colorido, que consiste principalmente en cortar cuadrados de cartón de 12 x 12 (o de la dimensión que deseen), en diferentes colores, y colocarlos dentro de un marco con vidrio.

La forma de elegir la combinación perfecta para sus salas, es escoger sus colores favoritos, y los que combinen con su decoración.

A continuación se colocarán los marcos, lo que les dará un aspecto sofisticado, y se colocan sobre la pared en la disposición elegida.

Es una forma realmente muy sencilla de llevar un estilo abstracto a su hogar, y beneficiarse de un espacio más fresco y vital. Pero si aún no se encuentran satisfechos y desean una decoración más elaborada, buscar papeles o telas con patrones gráficos puede ser la solución; la combinación de diferentes colores y patrones puede darnos el aspecto que realmente deseamos lograr en nuestras habitaciones.

Incluso los amante de la fotografías pueden incorporar en estos simpáticos cuadros diferentes fotografías en blanco y negro. Sea cual sea su elección podrán darle un estilo renovado a sus espacios sin haber gastado casi dinero.

Decorar las paredes con marcos antiguos

Otra manualidad para decorar las paredes muy sencilla y bonita. Antiguos marcos pintados de bonitos colores como el blanco.

Manualidades para decorar las paredes: Falsa taxidermia

La taxidermia es, desafortunadamente,  una tendencia que no muere (nunca mejor dicho). Si no quieres colgar una cabeza de venado real o de otros animales en tus paredes, ¿qué tal una de estas versiones creativas, libres de crueldad, en su lugar? No son espeluznantes y son en su mayoría bonitas. Son una de las manualidades para decorar las paredes más creativas y originales.

Ciervos en papel maché pintados

Por qué no utilizar ramitas en lugar de ciervos?

Ciervo muy vintage y femenino

Oda a la bicicleta.

Unicornio en maché

Ciervo en capas de cartón

Ciervo 3D en madera.

Silueta de ciervo en madera

Ciervo con textura hecho en papel de diario

Cabeza de ciervo en alambre

Pintura abstracta fácil

Dar paso a la creatividad puede ser una forma magnífica de divertirse, pero también de lograr decoraciones interesantes, que puedan servir para el hogar y por ende ahorrar dinero, ya que los elementos decorativos, como el caso de las pinturas, muchas veces poseen un valor elevado.

Y justamente muchos dirán que de pintura no saben nada y es por ese motivo que haremos una obra de bricolaje sencilla, a través de una pintura abstracta, ideal para novatos.

La misma necesita de materiales tales como una base (que puede ser una tablón de madera, o madera enchapada, o perfectamente una hoja de ¼ watman) y muchas pinturas acrílicas, además de una regla grande y un lápiz.

Primero se elige un punto céntrico, a partir del cual se proyectan muchas líneas hacia los bordes de la hoja. Luego simplemente es pensar en una buena combinación de colores y llevarla a cabo.

Para lograr líneas bien rectas, debemos utilizar cinta de pintor.

Este mismo modelo puede ser aplicado con figuras rectangulares, como en el ejemplo de abajo. Allí primero se delimitan con lápiz y regla todos los rectángulos y luego se pinta. Para este tipo de pintura se recomienda basarse en un máximo de 5 colores, teniendo como base, siempre el blanco y el negro.

Cómo hacer un cuadro de tela

¿A cuantos les gustaría tener sus propios cuadros colgados en su dormitorio o en el salón, pero sin embargo sienten que no tienen el talento para realizarlo?, pues para todos los que nos sentimos en esa situación, les cuento que estilos de cuadros existen muchos, y no necesariamente, hacer un cuadro significa pintarlo.

Aquí les mostraremos cómo realizar un cuadro de tela, como el de la foto. Es una e las manualidades para paredes más sencillas.

Lo primero que deberás hacer, será ir a una casa de telas y elegir un modelo que te agrade y comprar un buen trozo, aunque el tamaño variará de acuerdo a lo que tengas en mente hacer.

Todo lo que refiere a un marco o bastidor: los cuatro cortes de madera, pegamento o clavos; hay dos opciones. La primera y más barata es ir a una carpintería y encargarlo ahí del tamaño que desees. La segunda, más sencilla pero más costosa es ir a una tienda de arte y comprarlo ya hecho.

Teniendo el bastidor pronto, deberás colocarlo sobre la tela (previamente planchada, las arrugas no quedan bien) y marcar cuanto utilizarás de la tela; siempre es bueno cortar un poco más de lo que se verá a simple vista porque necesitarás envolverla en la parte posterior.

Ahora pondrás la tela de cara hacia abajo y el marco por encima de ella. Ahí doblaras la tela que queda, sobre los bordes y con una engrampadora la unirás. Estando toda la tela engrampada, podrás cortar con una tijera todas las partes que sobren, sin importar que queden contra el lado de la pared, es solo por darle una finalización más prolija.

Luego simplemente agregar una cuerda para sostenerlo, colgarlo con un clavo en la pared y tu cuadro personalizado de tela, quedará terminado.

Cómo hacer relojes de pared

Usando tu imaginación puedes convertir casi cualquier cosa en un reloj, lo importante es encontrar una «cara» interesante. Usando un taladro haces un agujero en el objeto y por último sigue las instrucciones de instalación del kit de reloj, que puedes comprar por muy poco dinero.

1)Foto vintage: usando un objeto punzante para hacer un agujero pequeño en la imagen para pasar por atrás del marco.

2)Tela estampada: Forrar un pequeño bastidor con una tela estampada a gusto, como hicimos en el ejemplo anterior. Para colocar la relojería, no cortar un agujero hasta que la tela esté en su lugar.

3) Tapa de letra de galletitas

4) Sombrero de paja

5) Libro de niños.

Te puede interesar: Papel pintado de pared decorativo y moderno 2018

Facebooktwitterpinterest